Parece mentira, pero Netflix España ya es una realidad desde hace un par de días. Durante estas 48 horas hemos podido analizar a fondo la...

8 sugerencias que mejorarían la experiencia Netflix España


Parece mentira, pero Netflix España ya es una realidad desde hace un par de días. Durante estas 48 horas hemos podido analizar a fondo la plataforma, y aunque es imposible en tan poco tiempo examinar por completo su catálogo, sí que nos hemos podido hacer una más que ligera idea de cuáles son sus aciertos y cuáles sus puntos a mejorar.

Lo primero que queremos destacar, es que el catálogo inicial es bastante superior al que tuvieron otras plataformas similares lanzadas en su día en España. Tenemos a nuestra disposición un buen surtido de series de calidad, aunque no completas aún en cuanto a temporadas, y un amplio catálogo de películas que oscilan desde los grandes clásicos a filmes de nuestro cercano 2013. En otras plataformas, que la película sea de 2013 es considerado como suficiente para ponerla en modo alquiler (con su consiguiente abono extra) en vez de ofrecerla en el catálogo abierto. Punto para Netflix.

Aún con todo, desde Pacman ha muerto queremos lanzarnos abiertamente y aportar una serie de sugerencias que estimamos que mejorarían bastante el catálogo, y en general, la experiencia Netflix España. Nunca se sabe quién te puede acabar leyendo.

1.- Mayor presencia de los supuestos grandes directores (¿americanos?).
Parece absurdo, pero apenas hay rastro de películas de los grandes directores. Enumeremos las pocas películas que hay de algunos de ellos en el catálogo, es divertido: Stanley Kubrick (0 películas), Alfred Hitchcock (0 películas), Billy Wilder (0 películas), Quentin Tarantino (0 películas), Hermanos Coen (0 películas), Francis Ford Coppola (0 películas), Spike Lee (0 películas), Paul Thomas Anderson (0 películas), Clint Eastwood (1 película), Darren Aronofsky (1 película), Brian De Palma (1 película), Oliver Stone (1 película), Ridley Scott (1 película), James Cameron (1 documental), Terrence Malick (1 película), Martin Scorsese (1 película y 1 documental), Ron Howard (2 películas), David Lynch (2 películas), Woody Allen (2 películas), David Fincher (2 películas), Tim Burton (2 películas, y encima una de ellas es El planeta de los simios), Sam Mendes (3 películas), Steven Spielberg (4 películas), Christopher Nolan (5 películas) y Robert Zemeckis (8 películas).

¿No os habíais fijado? Efectivamente, no hay ninguna película de Quentin Tarantino. Increíble, ¿verdad? De toda esta larga y subjetiva lista los que más salen ganando son el polémico Nolan y el bueno de Zemeckis, pero como podéis observar, la carencia de títulos es para reflexionar un rato sobre ello.

2.- Mayor presencia de los grandes directores españoles.
Volvemos a la historia de antes, me sorprende que se hable poco del curioso hecho de que no haya ni una sola película de Álex de la Iglesia, Alejandro Amenábar, Nacho Vigalondo o Juan Antonio Bayona, y tan solo una de Pedro Almodóvar, Daniel Sánchez Arévalo o Rodrigo Cortés. Recordemos: estamos hablando de Netflix ESPAÑA.

3.- Añadir la mayor parte de la filmografía del estudio Ghibli (o al menos, las pertenecientes a Miyazaki).
¿Por qué? Porque la oferta de películas infantiles está repleta de títulos o bien anticuados y carentes de interés para los niños o bien de dudosa factura. Solo se salvan algunos títulos de Dreamworks y algunas películas puntuales pero, en general, nos encontramos con un catálogo muy deficiente y poco atractivo para el público infantil o familiar. Apostar por títulos del estudio Ghibli es apostar por incorporar calidad, valores positivos y constructivos y, en general, buena animación.

4.- Apostar, aún más, por el anime.
Hay que reconocerlo, no lo han hecho del todo mal. Nos encontramos con títulos como Death Note, Fairy Tail o Sword Art Online, pero aún está lejos de ser un gran catálogo de anime. Es cierto, el anime no es lo que era antaño, pero se está haciendo un esfuerzo generalizado por relanzar la industria y, en España en concreto, Canal + Xtra ha tomado la delantera en esta iniciativa, incorporando a su parrilla series de anime muy punteras. Sería una buena estrategia por parte de Netflix incorporar a su catálogo más títulos de este género. La competencia siempre es sana y nos hace ganar a todos los consumidores.

5.- Mayor presencia del cine asiático.
Pues no, apenas hay cine asiático, y cuando digo apenas, hablo de que prácticamente está Zatoichi y poco más. Vale que son continuamente olvidadas y vilipendiadas por los Oscars (ni falta que les hace), pero cualquier amante del cine sabe que Japón y Corea del Sur son dos de las grandes potencias cinematográficas, en cuanto a calidad se refiere. Podemos empezar a enumerar grandes títulos provenientes de estos dos países y terminar mañana o pasado, por eso resulta insuficiente la pobre selección que nuestros amigos de Netflix han hecho para la ocasión. Además, de todas las sugerencias propuestas hasta ahora, quizá esta es de las más fáciles de contentar, y es que, o al menos hasta donde nosotros sabemos, el cine asiático es bastante asequible en cuanto a precios de licencias se refiere.

6.- Añadir todas las temporadas de las series que ofrezcan.
De poco sirve añadir una temporada de una serie cuando esta tiene tres, y sumando. Si un espectador decide embarcarse en el visionado de esa serie, se engancha irremediablemente y ve que hay más temporadas desde hace tiempo pero que sin embargo Netflix no las oferta, va a ser inevitable sentir el impulso de acudir a Internet a por las temporadas restantes. Y de esto se trata Netflix, ¿no? De frenar estos impulsos, de apostar por hacer las cosas bien en ambas direcciones y poner nuestra buena voluntad en el asunto. Pero que no se nos olvide: estamos pagando, por tanto nuestra buena voluntad puede tener unos límites comprensibles.

7.- Mejorar la interfaz de catalogación.
No es que sea la peor del mercado, pero es confusa e incompleta. Labores que a priori deberían ser tan sencillas, como por ejemplo separar los títulos por "series de TV" y "españolas" (las dos cosas a la vez), no se puede. Por tanto no hay manera de poder ver de una tacada qué series de TV españolas hay en el catálogo. Apáñatelas como puedas para buscarlas, prueba suerte, pregúntale a tu bruja de confianza, pero olvídate de poder resolver tu duda con el buscador de Netflix.

8.- Añadir sección de futuros lanzamientos.
Sí, si buscas Jessica Jones en Netflix puedes encontrar su ficha e incluso ver el trailer, pero yo he hecho esa búsqueda porque sé que van a emitir a partir del mes que viene la serie. ¿Y el que no lo sepa? ¿Cómo se entera de los próximos lanzamientos? De cara a intentar convencer al cliente (y más en este mes de prueba) para que se quede a partir del próximo mes pagando, hacen falta alicientes, y estimamos que una sección en la que se anuncien los próximos contenidos que se añadirán al catálogos (y por tanto, ver si dicho material te interesa), se torna algo vital. Al fin y al cabo, no cuesta tanto, ¿no?

Y hasta aquí, que no son pocas, nuestras sugerencias. Queremos destacar una vez más, y a pesar de todo, la más que decente calidad del catálogo ofrecido, teniendo en cuenta que están en sus inicios. Sabemos además por la experiencia de usuarios de otros países, que Netflix apuesta fuertemente por el feedback positivo, es decir, cuánto mejor responden los usuarios, mejor reaccionan ellos añadiendo nuevos títulos a su catálogo, así que paciencia y positividad ante todo. No obstante, si estáis de acuerdo con las sugerencias aquí ofrecidas, os animamos tanto a que nos dejéis las vuestras en los comentarios como a compartir por redes sociales el post, ya que como dijimos antes, nunca sabes quién te va a acabar leyendo.

¿Y a vosotros, qué os parece Netflix España?

Ini LeFreak

Actor, cómico, diseñador, creativo, whovian, mugiwara, legomaníaco, fan del espacio-tiempo, de lo retro y como podéis ver, de las etiquetas y las comas.

0 comentarios: