Categoría: Android

Cómo eliminar un virus de Android sin tener que restaurar el sistema

Cómo eliminar un virus de Android sin tener que restaurar el sistema

Hoy vamos a hablar sobre las mejores maneras para eliminar un virus de Android. Este sistema operativo goza de gran popularidad y aceptación entre los amantes de la tecnología, porque nos permite ejercer la potestad innata (para algunos hasta “divina”) de ejercer el libre albedrío.

Y es que bajo un ambiente Android está permitido hacer casi todo lo que se nos antoje con nuestros dispositivos. Es así como es posible descargar aplicaciones desde sitios no oficiales, compatibilizar accesorios periféricos, sin considerar la marca, e incluso conseguir un acceso de tipo Root.

No obstante, hay que aprender a aprovechar esta libertad de actuaciones, ya que, de no ser precavidos, puede desencadenar situaciones que lamentar.

Colocando un supuesto dado, en el cual accedemos a una aplicación no oficial que ha sido violentada, nuestra información personal podría terminar en manos inescrupulosas, servidores que llenarían nuestro dispositivo de spam, virus, y demás. Ahora bien, ¿qué hacer para eliminar un virus de nuestro Android?

Para aclarar las principales preocupaciones al respecto, en este post nos daremos a la tarea de orientarles con respecto al adecuado proceder; ese que evitará que terminemos siendo víctimas de softwares maliciosos. Pero además de todo eso, les mostraremos la mejor manera de limpiar el terminal de virus, luego de haber detectado si el ataque fue producto de un troyano, un spyware o un virus.

Aprende a identificar y diferenciar: No son iguales los troyanos y los virus

Primeramente, es necesario aclarar que ambos, es decir los troyanos y los virus, se clasifican dentro del apartado de malware. Y éste a su vez, se trata de un software cuya utilidad o finalidad de uso es maliciosa. Entonces, antes de descubrir como hacerlo, es necesario detectar cuál es el causante del ataque.

  1. En el caso de un troyano, basado su nombre en el relato de la mitología griega, ya nos hace imaginar de qué se trata. De un artilugio, disfrazado de obsequio, que termina por dañar desde lo interno a quien lo recibe. Pues, precisamente, esa descripción es la que mejor encuadra en este tipo de malware. Se nos presenta bajo la apariencia de una aplicación tentadora o atractiva, que decidimos descargar y ejecutar, sin hacer reparos siquiera en su dudosa procedencia y es entonces, cuando le damos carta abierta para atacarnos efectivamente.
  2. En contraste, cuando se habla de un virus se hace referencia a aquella aplicación que no necesita de disfraces para captar incautos y atacarlos. Entonces, bajo esta perspectiva, podemos inferir que en el sistema operativo Android los malware que atacan a nuestros dispositivos no pueden ser de tipo virus, sino más bien troyanos. Dado que, en el sistema Android, toda aplicación para instalarse y ejecutarse necesita de nuestro consentimiento expreso.

Previniendo: La lógica es la mejor forma de eliminar un virus.

Ser cautelosos en la manera en la cual administramos y damos uso a nuestro teléfono inteligente es la mejor manera de mantener el dispositivo a salvo de archivos corruptos. Y para ello, la lógica es la herramienta ideal: sospechar de todo aquello que nos parezca demasiado bueno o destinado a llamar nuestra atención sí o sí.

Esto, de ponerlo en práctica, nos ahorraría la labor de tener que limpiar nuestro android cada cierto tiempo. Para muestra un botón, en mi caso, ya olvidé cuando fue la última vez que tuve que hacer uso de un antivirus en mi PC de ambiente Windows, lo cual ya es mucho decir, considerando las innumerables amenazas que aun a la fecha, y pese a los controles, siguen atacando a este sistema.

En el caso de Android, al igual que sucede en otros sistemas operativos, de telefonía móvil o de ordenadores de sobremesa, resulta muy sencillo acceder a direcciones web maliciosas. Por ejemplo, es muy común aquella que aparece como advertencia de que nuestro aparato se encuentra siendo atacado o vulnerado y ofrece la solución “mágica, gratuita y definitiva”. Cuando, sin dudarlo nos dejamos desviar hasta otra ventana, entonces probablemente descubramos que se trataba de una publicidad engañosa, y el archivo que íbamos a descargar, resulta que no es tan gratis como aparentaba. Una versión similar, es aquella que dice algo parecido a “Felicidades…reclama tu premio aquí”. ¿Te suena familiar? Pues la próxima vez, ya sabrás que hacer.

Otra forma de atacar que es muy frecuente, es aquella que simplemente impide nuestra navegación web. Lo hace saturando la pantalla de ventanas emergentes, colapsando el explorador, posteriormente de habernos hecho “morder el anzuelo”, querrá ofrecernos la posibilidad de eliminar un virus de android del estilo Ransomware. Y lo hará con otra ventana emergente, que solicitará nuestro número telefónico. Por favor, utiliza la lógica e ignórale. Lo mejor que puedes hacer es moverte a los ajustes del navegador y desde allí elimina tu historial de búsqueda.

Sintetizando, la lógica debe permitirnos asumir que:

  • Es absurdo que ganemos premios por nada.
  • Visitar un portal web no es una manera de ganarnos un virus.
  • Borrando el historial de navegación, es posible recuperar el control del navegador.
  • Hay que mantenerse alejados de aquellas páginas web que parezcan sospechosas.
  • Los sitios de descarga no oficiales pueden ser guarida de aplicaciones maliciosas.

Siempre será mejor evitar que tener que desinfectar

¿Crees que es exactamente lo mismo que usar la lógica? Pues, tal vez guarde relación y se asemeje un poco, pero no es exactamente lo mismo. Te lo explico.

La lógica es una cualidad exclusiva de los seres humanos, dotados de raciocinio, pero los dispositivos tecnológicos no la poseen ¿cierto? (a menos que se trate de “Inteligencia artificial” y eso no nos atañe).

 Lo bueno de todo es que los Smartphone están diseñados para ser capaces de detectar aquello que parezca sospechoso.

Puedes comprobar esto accediendo a los ajustes del dispositivo. Allí podrás verificar que hay par de opciones que se encuentran preseleccionadas de fábrica. La primera de ellas, aquella que evita la instalación de aquellas aplicaciones cuya procedencia sea dudosa. Deja todo tal cual se encuentra.

La segunda alternativa, que cumple función similar, es aquella que se asegura de avisar previo a la instalación de aplicaciones que podrían afectar el funcionamiento del teléfono inteligente. De igual manera, no la desmarques. Pues, ambas opciones, trabajando junto a tu lógica, reducirán al máximo las posibilidades de ser atacado tu dispositivo por malware, sin necesidad de tener que preocuparte más por analizar tu móvil.

Un dato más: verifica siempre los permisos que concedes a las aplicaciones para acceder a tu información personal. Por ejemplo, es ilógico que alguna, por ejemplo tipo lupa o espejo, solicite acceder a tus contactos. Niega ese permiso de inmediato.

¿Cómo eliminar troyanos de nuestro dispositivo?

Ahora bien, siempre hay un antes y un después de todo, y dado que la naturaleza humana nos hace interesarnos en un problema cuando éste ya está ocurriendo, lo más probable es que hayas llegado hasta aquí porque ya estás siendo atacado en tu dispositivo móvil. Con lo cual, las sugerencias anteriores de poco o nada te servirán (al menos en este momento).

Pues bien, no nos adelantemos a la última alternativa que te mostraré, y mejor procura poner en práctica estos pasos:

  1. Empezarás por reiniciar tu dispositivo pero en modo seguro. Esto inhabilitará aquellas aplicaciones de procedencia desconocida, con lo cual el Malware alojado en la misma, dejará de atacar tu sistema. Si no sabes cómo ejecutar el modo seguro, puedes guiarte por el manual de uso, aunque la mayoría de los teléfonos inteligentes permiten el acceso a esta opción manteniendo presionado el botón de encendido por un segundo, para luego aparecer el menú para apagarlo.
  2. Ahora, desde dicho menú, nuevamente mantén presionado un segundo más el botón de encendido y aparecerá la opción de Inicio en Modo Seguro.
  3. Selecciónale.
  4. Ya iniciada la sesión, trasládate a los ajustes y allí a las Aplicaciones, en específico a las ya descargadas.
  1. Es allí donde deberás buscar aquella aplicación que resulte sospechosa o que no debería encontrarse descargada. Supongamos que aparece el juego Candy Crush (no lo hemos descargado) o una aplicación con una seguidilla de letras por nombre. Así hallarás el objeto sospechoso.
  2. Elimina dicha aplicación.
  3. Además, puedes extender la fórmula para eliminar aquellas últimas aplicaciones descargadas.
  4. Ahora debes salirte del menú de las aplicaciones y acceder a los Ajustes. Allí a Seguridad y luego a Administrador de dispositivos. En este acceso, podrás visualizar aquellas aplicaciones que aparecen bajo estado de Administrador. Desactívale y regresa al menú de aplicaciones para eliminar aquella que resultaba resistente a los pasos anteriores.
  1. Reinicia el teléfono.
  2. Verifica que has retomado el control del dispositivo. Si todo está Ok!, puedes seguir usando tu Android sin otros temores asociados.

En ocasiones, sólo funcionará “Reestablecer datos de fábrica”

Si has continuado hasta este momento, es porque seguramente ninguna de las alternativas anteriores surtió el efecto esperado.

Pues, esto puede haber sucedido porque las aplicaciones dañinas son lógicamente softwares, y pueden ofrecer resistencia al borrado. Entonces, la opción a seguir es respaldar los datos a través de la creación de una copia de seguridad de los mismos y luego restaurar de fábrica el dispositivo, sin opción a recuperar una copia más extensiva de los datos.

Saber cuándo es el momento de preocuparse por un virus en android

Ya te lo venía adelantando anteriormente, cuando te comentaba que eso de eliminar virus Android por lo general es una forma errada de describir que fuiste víctima de un malware. Esto se debe a que el sistema operativo Android, tiene sus raíces en Linux, y este a su vez se origina en Unix. Es decir, no es posible que los mismos sean capaces de adquirir virus. Sin embargo, si aún sospechas que es posible esta probabilidad, entonces eliminar virus Android, debería ser igual de posible con las alternativas ya mencionadas.

Ya superado el susto y mal momento de haber sido víctima de un malware, entonces tal vez empiece a resultarte una buena idea instalar un adecuado antivirus en tu dispositivo. Es tu decisión hacerlo o no, lo que sí puedo es recomendarte que indagues primero sobre aquellos con buena referencia y que sean capaces de lograr el cometido para el cual lo descargas.

Como no quiero dejarte huérfano en este sentido, aquí paso a ofrecerte los enlaces de dos de los mejores antivirus para dispositivos móviles, que además de ser reconocidos, no debes pagar por su descarga, instalación y uso.

Utilidad de las aplicaciones Antivirus en Android

La respuesta a esta interrogante dependerá exclusivamente de quien se encuentra al otro lado de la misma. Es decir, si se trata de un usuario con experiencia en manejo de dispositivos móviles en ambientes Android, seguramente la instalación de un antivirus carecerá de utilidad, ya que el hecho de eliminar virus Android siempre correrá por aquello de su lógica, que le alertará a tiempo y por los buenos hábitos de navegación y descarga. En ese caso, un antivirus sólo será un programa más que ralentizará su dispositivo Android.

En cambio, para alguien con escasa práctica, experiencia y conocimiento en el tema, sigue siendo importante la lógica, pero el antivirus le resultará de gran ayuda para prevenir percances.

A modo de cierre

Espero que ya para este momento hayas comprendido la magnitud o error de señalar que deseas eliminar un archivo malicioso de android, pero además, que la posibilidad de ser vulnerables al ataque de softwares maliciosos depende de nuestra entera capacidad de detectar aplicaciones sospechosas a tiempo.

Sin embargo, la ayuda extra nunca viene mal. Por ello, recuerda no desactivar las casillas de seguridad de tu dispositivo. Y si lo hiciste y te afectaste con un malware, entonces recuerda las opciones de las cuales dispones:

  • Procura eliminarle de forma manual.
  • De no resultar, entonces restablece el dispositivo a las condiciones de fábrica.
  • Descárgate un buen antivirus.

Por último, siéntete en libertad de comentar si estas alternativas te han sido útiles, o de qué otras maneras lo has solucionado. Comparte tu experiencia, recuerda que no sólo tú, sino muchas personas buscan la manera de deshacerse de este tipo de virus.

Tutorial para aprender a hacer root en android

Tutorial para aprender a hacer root en android

Cuando de sistemas operativos se trata, indiscutiblemente Android es de los más preferidos y populares. La razón para ello es que les brinda múltiples beneficios y posibilidades a sus usuarios, casi dejando a su libre albedrío la utilización y adecuación del mismo.

Sin embargo, también posee ciertas limitaciones al acceso de algunas aplicaciones o modificaciones en el sistema. Claro, nada que no pueda solucionarse si se hace root Android. Si no sabes a ciencia cierta qué significa esto y cuál es su alcance, entonces este post es especial para ti.

El verdadero significado de estar Root en Android

Hacer el proceso de Rooting o root Android, implica otorgar a los usuarios del sistema operativo Android, permisos o licencias especiales para acceder a permisos de “súper usuario”.

Es decir, brinda la posibilidad de ingresar hasta ciertos sectores del sistema operativo, para modificarle. Lógicamente, las razones para ello son en pro de sacar el máximo provecho al dispositivo. Es así como se puede potenciar el software e instalar ROMs de modalidad personalizada.  Esto es, en esencia, el significado de rootear Android.

Ventajas y desventajas de hacer Root a un dispositivo

La razón más frecuente, por la cual cada vez más usuarios se deciden a ejecutar root android, es porque este procedimiento permite actualizar las versiones de Android que vienen preinstaladas de fábrica en la mayoría de los dispositivos. Sin embargo, existen muchas otras razones, que para un usuario avanzado fundamentan el hecho de rootear Android, como por ejemplo:

  • Eliminar o borrar aplicaciones que aparecen preinstaladas en el dispositivo y que realmente ocupan espacio de forma innecesaria.
  • Incrementar la velocidad y autonomía del sistema operativo, a través de la instalación de ROMs personalizadas.
  • Se puede acceder de forma total a todos los archivos ocultos que se encuentren en el dispositivo.
  • Para poder hacer uso de ciertas aplicaciones, tales como las de ScreenCast, o sea las grabaciones en directo de lo que sucede en las pantallas de nuestros dispositivos. O Cerberus, para mantener el control a distancia del mismo, en caso de robo o pérdida.
  • Manejar operaciones de tipo Wifi que necesariamente requieren permisos de “súper usuario”.
  • Realizar copias de seguridad complejas.

Ahora bien, en el caso de las desventajas o contras que puede generar el root android, se pueden encontrar principalmente:

  • Inestabilidad del dispositivo, y es que al tener control total del “cerebro” del sistema operativo, existe la probabilidad de eliminar accidentalmente algún archivo necesario para su funcionamiento.
  • Vulnerabilidad ante las aplicaciones que pudiesen afectar al dispositivo, y que no podrá alertarnos, pues somos nosotros quienes les otorgamos el permiso de uso.
  • En algunos casos, posiblemente se pierda la garantía del dispositivo por encontrarse root android.

Descubre si tu dispositivo Android está Root

Dejando en claro, de antemano, que las limitaciones que un dispositivo presenta por lo general funcionan como autoprotección, es probable que te interese, no obstante, modificar su funcionamiento a través de acceso “súper usuario”. Sin embargo, antes necesitas saber si tu dispositivo no es Root ya. ¿Cómo lo haces?

La opción más utilizada, y por tanto la que más se recomienda, se encuentra en la PlayStore. Accede a ella, ubica a través de su buscador la aplicación que tiene por nombre “Root Checker” y procede a instalarla.

Luego de culminada la instalación, ábrela y debería aparecer el  botón Verify Root, púlsalo. Lo siguiente que ocurrirá, es que la aplicación hará una especie de escaneo a tu dispositivo, así si detecta que eres Root, arrojará un mensaje del tipo: “Congratulations! This Device has Root Access!”.

En contraste, si tu dispositivo no es Root, el mensaje que aparecerá en pantalla será: “Sorry! This Device does not have proper Root Access”. Y entonces, podrás tomar la decisión, sopesando pros y contras de rootear Android.

Para los que tienen dispositivos IOS

Apple maneja un sistema operativo distinto en todos sus dispositivos móviles (iPad o el iPhone), como lo es iOS. Pero, que también coloca restricciones a sus usuarios al igual que lo hace Android. Sin embargo, para los propietarios de terminales iOS también existe un procedimiento de optimización de ROMs, sólo que en su caso se denomina jailbreak.

La utilidad es la misma que la de rootear Android; acceder a permisos de “súper usuario” y desde allí poder instalar software y aplicaciones que aún no han sido aprobadas por Apple, así como incorporar ciertas funcionalidades y, en definitiva, personalizar el dispositivo.

Mencionando las aplicaciones más destacadas para hacer Root en Android

Se cuentan por docenas las aplicaciones cuya utilidad se manifiesta en lograr rootear android, aunque claro, la mayoría de ellas requieren el uso de una PC para ello. Entre tanto, las aplicaciones más destacadas para hacer root Android son:

  1. VRoot.  Útil para los Android en versiones que se remontan hasta la 2.2. Posee una interfaz sencilla y fácil de utilizar. Destaca por ser de las mejores para realizar root android y el proceso en reversa también. Puedes obtenerla desde aquí.
  2. Kingo ROOT.  Es quizás la segunda más famosa luego de VRoot, aunque posee menos probabilidades de éxito en el rooteo que la ya mencionada. Sin embargo, puedes probar suerte con ella. Y lo mejor, es que también ofrece la posibilidad de hacer unroot, es decir deshacer el rooteo (por si necesitas hacer uso de la garantía del dispositivo). Descárgala haciendo clic aquí.

¿Y es posible hacer root android sin PC?

Pero por supuesto que es posible. Y no sólo eso, sino que cada vez surgen nuevas y más sencillas aplicaciones que aseguran cumplir con el objetivo en pocos minutos. No obstante, sólo te mostraremos aquellas que destacan por su efectividad y seguridad al ser utilizadas:

Aplicación KingRoot

Debes descargarla desde su página oficial en UptoDown (clic aquí). Luego de instalada en el dispositivo, la ejecutas. Probablemente, el dispositivo se reinicie; pero no es motivo de alarma, sólo debes abrir de nuevo la aplicación para que prosiga el proceso. Ahora sólo queda esperar que se complete la acción, y con esto ya se encontrará rooteado el dispositivo en cuestión.

Es necesario aclarar que no funciona con todos los dispositivos, pues en el caso de  los Moto G, por lo general hay problemas que no permiten la instalación o culminación del rooteo. Así mismo, esta aplicación es recomendada para sistema operativo Android en versiones superiores a 2.3, aunque su optimización se concentra entre 4.2.2 y 5.1.

IRoot,  para móviles chinos (y no chinos también)

Esta aplicación, creada por desarrolladores de Androids chinos, resulta ser muy recomendada para dispositivos de esos orígenes, aunque su efectividad se extiende hasta smartphones de otra procedencia.

iRoot

Para utilizarle, lo primero es verificar que el terminal en cuestión se compatible, es decir, capaz de soportar dicha aplicación. Para ello se debe acceder a la página de Dispositivos soportados (clic aquí). Si el dispositivo aparece registrado, entonces se procede al siguiente paso.

Necesitas ahora descargar la aplicación desde su página oficial (clic aquí). Instale y ejecute. Debería decirle que su dispositivo no posee permisos de Root, por lo cual necesita aceptar su obtención. Ahora sólo queda esperar que culmine el proceso. El dispositivo debería reiniciarse y, de esa manera, se comprueba que el proceso de root Android se ha realizado efectivamente.

Framaroot para rootear Android en versiones 2.x a 4.x

Desde su página oficial se descarga la aplicación (Framaroot.net). Se procede a instalarla. Al ejecutarla se procede a seleccionar la alternativa de “super user” o SuperSU. Luego, se acepta la opción de  “Boromir u otro carácter”. Al terminal el proceso, el dispositivo se reiniciará lo cual significa que ha sido rooteado satisfactoriamente.

framaroot

Como puedes ver, rootear Android  es un procedimiento sencillo, que puedes realizar de manera rápida. Ahora bien, lo importante es saber qué tan necesario es hacerlo y si estás consciente de toda la responsabilidad que ello implica. Si aún, al finalizar esta lectura, no comprendes bien el significado de hacer Root a un dispositivo Android, entonces tal vez esta opción no sea la indicada para ti. Deberías, esperar un poco y pensarlo mejor, sopesando sus ventajas y limitaciones.

Para móviles y tablets: ¿Cómo actualizar Android a la última versión disponible?

Para móviles y tablets: ¿Cómo actualizar Android a la última versión disponible?

Llegado un tiempo, tu móvil o tu tablet comenzarán a sentirse viejos, por lo que la alternativa de actualizar Android será una de las primeras que se cruce por tu mente. Desde luego, es una opción lógica y mucho más económica que comprar un equipo nuevo. Por eso, en este artículo conocerás de qué va esto, y además, aprenderás a hacerlo por tu cuenta de forma oficial (legal), o con métodos opcionales, pero también legales.

Antes de comenzar, debes saber que siempre en un móvil o en una tablet con sistema operativo Android se pueden realizar las actualizaciones de forma semi-automática. Esto quiere decir que si, por cualquier razón, tu equipo no indica que existe una nueva versión disponible, tú puedes entrar al menú de configuración del dispositivo y buscar la actualización por cuenta propia. Es lo que se conoce como actualizar Android de forma forzada.

Pero en ocasiones, por infinidad de razones, esas nuevas versiones de Android pudieran no estar disponibles para la instalación en tu móvil o tablet. Al menos no están disponibles desde ese método semi-automático. Es allí donde todos estos consejos comenzarán a coger tremendo valor. No importa qué equipo tengas, de qué año, de cuánta capacidad de RAM o de qué marca. Siempre podrás actualizar a un sistema operativo más reciente y seguir disfrutando de tu dispositivo por unos años adicionales, antes de gastar una importante cantidad de dinero en adquirir uno nuevo.

Actualizar un móvil o actualizar tablet: ¿Qué es y para qué sirve?

Cuando en términos actuales hablamos de actualizar, hacemos referencia a instalar un sistema operativo o una versión más nueva de determinado programa. Algo que sucede con todos los sistemas informáticos, ya que con el tiempo se van eliminando fallos, creando versiones más livianas, más robustas o con mayor usabilidad. En el caso de los móviles y las tabletas, cuando hablamos de actualizar hacemos referencia a instalar una versión más nueva y completa del sistema operativo.

Actualizar Android a la última versión: Principales ventajas

  • Sin necesidad de comprar un móvil nuevo, tendrás un dispositivo completamente diferente, más moderno, más utilitario y con mayores prestaciones.
  • El sistema operativo sufre mejoras significativas, lo que le permite correr nuevas aplicaciones, mejorar los servicios disponibles, y el usuario percibe una mejora general de su equipo.
  • Cada versión nueva del sistema operativo tiene como fundamental objetivo disminuir el consumo de batería. Por lo tanto, una actualización de software puede repercutir en que tu móvil o tablet dure más tiempo con carga.
  • Tu dispositivo puede andar con mayor fluidez, dadas las prestaciones antes mencionadas.
  • Evitas la obsolescencia, que a su vez trae como consecuencia que muchas aplicaciones no sean compatibles con tu dispositivo.

Sin importar qué versión de Android tengas hoy, hay muchos niveles superiores del sistema operativo que te pueden servir. La última es Android Oreo, aunque eso no quiere decir que no puedas instalar una actualización intermedia, entre la actual y Android Oreo. Tu móvil o tu tableta te recompensarán en rendimiento.


Actualizar Android: Principales ventajas de hacerlo

Las dos principales versiones que debes buscar son las de Android Nougat (versión 7.0 y 7.1.2) y Android Oreo (versión 8.0 salida el pasado 21 de agosto). Las demás versiones, incluyendo la anterior Marshmallow, sólo son recomendables si tu dispositivo Android (tableta o móvil) no admite una actualización más reciente por complicaciones de hardware. Sin embargo, si tienes la posibilidad de hacerlo, lo más recomendable es pasar a una versión superior a la 7.0.

 Actualizar tiene muchas ventajas, sin importar el dispositivo que tengas.

En primer lugar, está el modo multitarea que se encuentra a partir de la séptima versión. Es decir, podrás ver más de una aplicación a la vez. Esta función es mucho más cómoda cuando tienes una Tablet, o cuando tu móvil tiene más de 5 pulgadas.

Otra de las ventajas de las nuevas versiones de Android es su sistema de Hub de aplicaciones, muy utilizado en iOS y hasta en Windows Phone. Esto quiere decir que en el menú de notificaciones, todas las aplicaciones de mensajería (SMS, Telegram, WhatsApp, Skype, Facebook Messenger,…) se agrupan y permiten hacer funciones como responder o marcar como vistos, sin necesidad de abrir aplicación por aplicación. Una novedad que no sólo brinda mayor comodidad, sino que representa un ahorro de tiempo y de batería tremendo.

Y precisamente sobre la batería, decir que desde la versión 5.0 Android ha venido trabajando en la mejora del rendimiento de las baterías de los móviles que corren con su sistema operativo. Por eso, si tienes una versión anterior a la 7.0, tras cambiar a una nueva versión notarás que la batería de tu móvil o de tu tableta durará un poco más. Pero, es algo que incluso puede configurarse, para no recibir notificaciones, para pausarlas si estarás ocupado, o configurarlo de forma automática para que cuando estés trabajando –si tienes horario fijo- el teléfono lo asuma de tal manera y ahorre la mayor cantidad de batería para que puedas usar tu dispositivo una vez salgas del trabajo.

Otras ventajas que debes conocer son:

  • Más de 70 nuevos emojis disponibles en todas las aplicaciones oficiales instaladas.
  • Modo de ahorro de datos móviles, para navegar más tiempo por si tienes un plan de datos limitado.
  • Actualización de aplicaciones en segundo plano, para que no tengas que hacer nada más que disfrutar de tu dispositivo.

Visto lo visto, queda claro que actualizar tu sistema operativo es una de las mejores alternativas que tienes antes de plantearte reemplazar tu dispositivo móvil por uno nuevo. Pero, antes de intentar cualquier actualización, debes comprobar cuál es la versión de Android que tienes actualmente en tu gadget. Es decir, puede que tengas una versión actualizada y no necesites seguir leyendo.

Comprueba la versión de Android instalada en tu dispositivo

En todas las versiones de Android, comprobar la versión actual es bastante sencillo. Sólo debes ir a la opción de Configuración, y luego dirigirte a Información de software. Allí verás la versión de Android que tienes instalada. En algunos móviles te dirá su nombre comercial y la versión. En otros, como en el caso de la imagen siguiente, sólo tendrás el número de la versión, que es Marshmallow 6.0.1.

comprobar version android

Si una vez revisada la pestaña de versión de Android que tienes llegas a la conclusión de que está des-actualizado, y ves que tu dispositivo tiene la capacidad (ROM y RAM) para actualizar Android, lo que debes seguir son los pasos que señalo en esta guía.

Indispensable: Realiza una copia de seguridad

Si bien es cierto que las actualizaciones del sistema operativo no borran ni reemplazan los archivos existentes (datos, fotos, videos, contactos,…), nada es mejor que estar precavidos. Por eso, es recomendable hacer una copia de seguridad de toda la información dentro del móvil o la Tablet.


¿Cómo hacerlo en todos los modelos de móviles y tabletas?

Una vez hayas comprobado la versión de software, vista la necesidad de actualización, y realizada la copia de seguridad, llega la hora de ponerse manos a las obras. En este punto, debes saber que existen diferentes maneras de hacerlo, pero siempre la más recomendable es la de los métodos oficiales.

Recomendable no porque las demás no lo sean, sino por su sencillez e inmediatez, ya que requieres pocos pasos. Para todos, necesitarás conectar tu móvil a una red WiFi, ya que algunas versiones de Android pueden consumir todo tu plan de datos.

Actualizar a la última versión disponible: Método Oficial o Método OTA

Una actualización de software OTA se realiza de forma inalámbrica (por eso lo de la red WiFi). En este caso, la actualización del sistema operativo se lleva a cabo a través de la descarga de paquetes, y sólo tendrás que autorizarla para que se realice. Sin más pasos ni complicaciones.

Para hacerlo, sólo debes comprobar si el fabricante del móvil o la tableta que tienes ha lanzado una actualización para ese dispositivo. En caso de que la respuesta sea afirmativa, sólo debes instalarla directamente desde el menú de configuraciones de tu dispositivo:

-> Ajustes -> Información del Teléfono -> Actualizaciones del Sistema

Tras ver que sí existe una nueva versión disponible, sólo te queda aceptar los Términos y condiciones y comenzar la descarga de la actualización. Esta se instalará automáticamente en tu terminal.

En todo caso, existe una segunda forma de hacerlo.

Instalar la última versión disponible: Método Manual

Aunque se puedan dar todas las condiciones para que tu dispositivo móvil reciba una actualización de software, es posible que el fabricante no haya hecho oficial el lanzamiento. Por eso, para actualizar Android tendrás que hacerlo de forma manual. Y aunque el proceso lo he simplificado hasta el mínimo posible en el siguiente paso a paso, he de admitir que es un proceso complicado porque cada modelo de móvil es completamente diferente. Por eso recomiendo que tomes nota y prestes mucha atención para que tengas un buen resultado.

  1. Debes rootear tu dispositivo móvil.
  2. Debes instalar un Recovery Modificado. Esta herramienta es fundamental, ya que es la que te permitirá instalar una versión de Android nueva.
  3. Si harás una instalación manual, se supone que la versión de Android que instalarás no es oficial (lanzada por el fabricante). Por eso, es necesario descargar e instalar ROM.

Sabidos estos pasos preliminares, deberás seguir todos los pasos que coloco a continuación:

  1. Desde la PlayStore de Google Play, debes descargar la aplicación de ROM Installer. Una vez descargada, se abre una aplicación que sólo funcionará si tienes un dispositivo root. Presionas Skip, y ya estás dentro de la misma. Para descargar la ROM Installer puedes hacer clic aquí.
  2. Ahora debes hacer un Flash Recovery, que lo harás buscando en la aplicación que acabas de instalar. Busca la opción que más te convenza. Cuando se descargue, se instalará automáticamente.
  3. Si ya está instalada la Flash Recovery, el dispositivo está listo para instalar una nueva ROM. De nuevo, desliza el dedo dentro de la aplicación hasta conseguir la opción de ROM Installer. Busca de nuevo la opción que más te convenza, aunque en mi caso particular siempre aconsejo la de C-Rom. Recuerda instalar las aplicaciones oficiales de Google.

Una vez terminados estos pasos, tu móvil o tu tablet se reiniciará de forma automática. Al terminar el encendido, estará lista la actualización de software.

Métodos alternativos para tablets y móviles

Los siguientes métodos tienen la misma finalidad de los anteriores: disfrutar de un móvil o una tableta con un sistema operativo actualizado, para que las aplicaciones sigan siendo compatibles y para que su funcionamiento sea más fluido. Sin embargo, no son oficiales, por lo que los resultados dependerán exclusivamente de lo bien que sigas los consejos.

Al igual que en pasos anteriores, es recomendable hacer una copia de seguridad de toda la información antes de proceder.

Forma automática con el forzado de reinicio

Es una opción que puede hacerse con todos los dispositivos móviles y tabletas, aunque sólo funciona para los que quieren actualizar a una versión Nougat 7.0 – 7.2.

Lo que debes hacer es entrar al menú de Ajustes en tu terminal. Acto seguido, vas a la sección de Aplicaciones, donde se muestra cuáles son las que están funcionando. Vas a la pestaña Todas y buscas una aplicación que debe llamarse “Marcos de Servicios de Google”. Presiona y elimina todos los datos vinculados a esa aplicación, y luego buscas la opción Forzar detención.

De forma rápida, apaga tu dispositivo. Al volverlo a encender, el terminal te preguntará si quieres permitir el acceso a tu ubicación actual. Debes permitirla, y te aparecerá una actualización de software disponible, que en ese caso será la de Nougat.

¿Por qué sucede? Porque Nougat ha sido liberado en muchos de nuestros países, aunque los fabricantes todavía no la tengan disponible en algunos modelos de terminales. Pero, al reiniciar la aplicación y luego permitir la ubicación, Google conocerá el país desde donde estás conectado, y te enviará un enlace para instalar y actualizar Android de forma automática.

A través de KingRoot

Como hemos comentado en líneas anteriores, para poder actualizar su móvil o su tableta Android a Nougat, es necesario rootear el dispositivo. Para realizarlo, se puede descargar la aplicación KingRoot. Es una aplicación robusta y de confianza que permite actualizar Android en casi cualquier dispositivo.

Lo único que debes hacer es descargar e instalar la aplicación, sin hacer nada más. Cuando la abras, notarás que existe un pequeño problema. KingRoot está disponible sólo en idioma chino. Pero, al ser tan intuitiva, sólo deberás esperar a que una barra de progreso se complete. Al estar lista, tendrás permisos de super-usuario activados. Es decir, ya estará rooteado el móvil o la tableta.

¿Cómo actualizar Android en cualquier móvil desde el ordenador?

Llegados a este punto, hemos conocido 4 opciones distintas para actualizar Android en tu dispositivo. Sin embargo, todavía hay muchas más opciones, incluyendo la de actualizar el sistema operativo de tu Android desde el PC, el ordenador de sobremesa o laptop.

Para hacerlo, tendrás que instalar en tu ordenador el programa SDK Android y los controladores de tu terminal, para que el proceso se lleve a cabo con éxito.

Si ya tienes instalado el SDK Android y ya tienes los controladores del terminal reconocidos en la PC, lo siguiente es buscar y descargar la actualización de Android que quieres instalar. El archivo del firmware se descargará en un comprimido (ZIP o RAR), y lo guardarás en la carpeta llamada Platform-Tools en el directorio de SDK de Android.

Una vez tengas el firmware en tu PC, debes conectar tu móvil o tu tableta a la misma a través del cable USB. Cuando esté conectado, debes reiniciarlo. Al encenderse nuevamente, pulsarás la combinación de Subir volumen + Bajar Volumen mientras mantienes presionado el botón de encendido. De esa forma se abrirá el bootloader.

Con el bootloader cargado, tendrás que navegar utilizando los botones de subir y bajar volumen como flechas, y el botón de encendido como botón de selección. Debes seleccionar la opción Modo Recovery. Hecho esto, te tocará hacer gala de tu paciencia, ya que suele tardar un poco antes de cargar completamente.

Cuando haya cargado, lo sabrás porque aparece un ícono de exclamación o advertencia. De nuevo presionarás la combinación de teclas Subir Volumen + Bajar Volumen mientras mantienes presionado el de encendido. Te aparecerá un menú de opciones. Seleccionas Apply update from adb.

Hasta aquí llegas con el móvil. Es hora de pasar a la PC.

Abres la ventana de comandos de Windows. Puedes buscarlo en el menú de programas, llamado Símbolo del sistema o Consola del sistema. También puedes buscar en el menú Inicio la opción de Ejecutar, y escribir cmd para luego pulsar Enter.

Cuando abra la ventana negra, debes escribir adb sideload seguido del nombre del archivo que has descargado y pulsas Enter.

A partir de allí, sólo tendrás que esperar a que la instalación se lleve a cabo completamente. Cuando haya finalizado la instalación, puedes desconectar el terminal de la PC (cable USB) y lo reinicias. Si todo ha salido como se debe, ya tendrás una nueva versión de Android en tu móvil o tableta.

Desde una tarjeta microSD o SD

Otra forma de actualizar Android es a través de las tarjetas de memoria SD o microSD. Sin embargo, debes saber que por actualizaciones propias de Android es posible que no todos los móviles o tabletas sean compatibles con esta forma de actualización.

La única forma de saber si tu móvil es compatible con esta forma de actualizar Android es probando. Claro, debes hacer una copia de seguridad antes de intentar estos pasos que a continuación señalo.

El proceso de actualizar Android desde una memoria microSD o una SD

Para actualizar Android desde la microSD de tu móvil o tableta, necesitarás tres cosas:

  1. PhoenixCard: es un software que te permitirá ejecutar el firmware de Android desde una tarjeta microSD.
  2. El archivo de instalación de Android: es un archivo de imagen (.iso, .zip,…) que contiene todos los componentes de instalación del sistema operativo de Android.
  3. La tarjeta microSD: siempre debes tratar de que sea mayor a los 2 GB de capacidad.

Instalando Android desde una microSD: Paso a paso

  1. Descarga y descomprime el archivo de PhoenixCard en una carpeta de tu PC. Si puedes hacerlo en el Escritorio, mucho mejor.
  2. Descarga el archivo de imagen de instalación de Android. Colócala en el Escritorio también, para que tengas todo a la mano.
  3. Instala la microSD a tu ordenador. Necesitarás un lector de memorias para poder insertarla en la PC. Anota la letra asignada a la unidad (F:, por ejemplo).
  4. Busca en la carpeta PhoenixCard el archivo PhoenixCard.exe. Haz doble clic para abrirlo.
  5. Selecciona la letra de la unidad que contiene la tarjeta micro SD dese el menú desplegable que aparece a la derecha.
  6. Haz clic en el botón de la imagen de archivo de instalación. Se abrirá una ventana donde deberás seleccionar la imagen a instalar en la micro SD. Allí debes buscar la carpeta donde guardaste ese archivo, y seleccionarlo.
  7. Haz clic en Grabar. Espera a que finalice.
  8. Coloca la tarjeta microSD en tu dispositivo móvil y enciéndelo.
  9. El software se instalará automáticamente.

Al finalizar estos pasos, tendrás tu móvil o tu tableta con un sistema Android actualizado.

Según la marca del dispositivo, hay diferentes formas de actualizar el sistema operativo Android

Actualizar Android de marca Samsung

Samsung es una de las marcas líderes en el mercado de la telefonía móvil alrededor del mundo. En lo referente a Android, es la principal marca comercializada. Por eso, es posible que quieras saber cómo actualizar Android para tu Samsung sin ningún tipo de riesgos ni complicaciones.

Para hacerlo, cuentas con varias formas. La primera y la más concurrida es la OTA, o la descarga oficial a través del móvil. Es el primer método de esta guía y lo puedes conseguir arriba.

También puedes hacerlo a través de KingRoot o con una memoria microSD. Ambos métodos se encuentran arriba, en la primera parte de este tutorial.

La última forma, y también muy segura, de actualizar el sistema operativo de tu móvil Android es a través de un software instalado en tu ordenador. Esto se hace conectando tu dispositivo Samsung a través de USB.

Para hacerlo, necesitarás descargar el tipo de software que te convenga, y que dependerá exclusivamente del año de lanzamiento de tu móvil o Tablet.

El primer software disponible es Kies, proporcionado por Samsung, y que permite gestionar los dispositivos de Samsung desde cualquier ordenador Windows, Mac o Linux. Puedes descargarlo aquí.

El segundo software, recomendado para los móviles y las tabletas de última generación, es el Samsung Smart-Switch, que es compatible con Windows y Mac. Lo mejor de esta opción es que permite hacer copias de seguridad de todos los archivos, así como transferir todos los datos, contactos y archivos multimedia entre un terminal antiguo y uno nuevo. Puedes descargarlo aquí.

Actualizar Android de marca Sony – Sony Xperia

Si tu móvil es de la marca Sony, para actualizar Android puedes utilizar cualquiera de los métodos expuestos en esta guía. Pero, si te decides por actualizar el sistema operativo desde el ordenador o la PC, deberás descargar programas oficiales.

Si tienes un ordenador Windows, deberás descargar el software Xperia Companion. Si tienes un ordenador Mac, deberás descargar el software Sony Bridge. Ambos permiten gestionar todos los archivos, hacer copias de seguridad, transferir datos entre móviles, pero también instalar actualizaciones de software. Para descargar cualquiera de los dos, haz clic aquí.

Actualizar Android de marca LG

LG es una de las marcas con mayor reconocimiento internacional en lo que a dispositivos Android se refiere. Por eso, es posible actualizar Android en estos dispositivos desde cualquiera de las formas disponibles en esta guía (OTA, forzado de reinicio, KingRoot, microSD).

Pero, además, se puede actualizar de manera oficial a través del ordenador. Para ello deberás contar con el software oficial de LG.

Si tu ordenador funciona bajo Windows, deberás tener el LG PC Suite. Puedes descargarlo aquí. Si, en cambio, tienes un ordenador Mac, puedes descargar el LG Bridge desde aquí. Ambos software permiten gestionar la información de los dispositivos, además de actualizar su software.

Actualizar Android de marca HTC

Para actualizar tu Android de HTC puedes utilizar cualquiera de las vías propuestas en esta guía. Para actualizarlo a través de la PC; necesitarás el software multiplataforma HTC Sync Manager, que puedes descargar desde aquí.

Actualizar Android de marca Xiaomi

Una de las marcas que ha ganado notoriedad en el ámbito internacional ha sido la china Xiaomi. Algunos afirman que es el Apple de China, por su compromiso con la innovación tecnológica. En todo caso, para poder actualizar tu móvil Xiaomi en la versión de Android más reciente, puedes hacerlo de todas las maneras que se han propuesto en esta guía.

Además, para actualizar su móvil a través de la PC (que es el método más seguro), puedes hacerlo a través de Mi PC Suite, de Xiaomi. Puedes obtenerlo gratis desde aquí.

Actualizar Android de marca Lenovo

Otra de las marcas asiáticas con reconocimiento internacional es Lenovo. Por tanto, si tienes un dispositivo Lenovo y quieres actualizar, puedes utilizar cualquiera de las vías propuestas anteriormente. En cambio, si te decantas por hacerlo a través del ordenador, como recomienda la propia marca, puedes hacerlo descargando el software de gestión oficial, a través de este enlace.

Actualizar Android de marca Motorola

Aunque los móviles de marca Motorola pueden ser actualizados a través del forzado de reinicio, la vía OTA o utilizando un software de creación de root como KingRoot, la empresa recomienda siempre hacerlo a través de las vías oficiales o a través de su software Motorola Device Manager, que es multiplataforma. Para obtener el software, puedes descargarlo aquí.

Actualizar Android de marca Alcatel

Para actualizar el software puedes hacerlo a través de la descarga oficial (OTA), utilizando software como KingRoot, o bien con la tarjeta microSD.

Sin embargo, Alcatel también permite actualizar Android a través de los ordenadores, gracias a un software integral que permite hacer copias de seguridad, traspaso de archivos entre móviles de la misma marca, gestión de archivos multimedia y contactos; pero también actualizaciones de software. Puedes acceder a él desde este enlace.

Si tu móvil es de otra marca, posiblemente sea compatible con los métodos propuestos en esta guía. Y dependiendo la marca, de seguro tiene un software de gestión para ordenadores. Si tienes cualquier tipo de dudas, hazlas saber a través de nuestros canales de contacto frecuente.