En qué habitaciones usamos más los pisos de linóleo

En qué habitaciones usamos más los pisos de linóleo

Si estás en proceso de remodelar o hacer reformas en tu casa u oficina, seguramente has escuchado hablar de los Pisos de linolium. Gracias a sus componentes de fabricación totalmente naturales y biodegradables, se convierten en  la mejor alternativa ecológica. 

Por lo general, estos pisos son instalados en oficinas o salones; y en un hogar es común verlos instalados en la sala, dormitorios o en la cocina. Debido a algunas características particulares como la absorción de la humedad, no es recomendable instalarlos en baños. 

Pero, conozcamos un poco más sobre la fabricación y los materiales con los que está fabricado este tipo de piso. 

De qué está hecho un piso de linóleo

Está fabricado con diversos materiales, como ya lo mencionamos, de origen biodegradable y natural, cuyo protagonista es el aceite de linaza, en conjunto con otros como la resina, la piedra caliza, harina de madera que es reciclada, polvo de corcho entre otros materiales que son mezclados para obtener este resultado. 

Estos pisos llevan años instalándose en zonas que son altamente transitadas como en escuelas, centros de salud y, luego de las revoluciones que ha presentado el mercado han pasado a ser instalado en viviendas y otros espacios más privados, debido a su autosustentabilidad y su equilibrio con el medio ambiente. Es un material que bien puede presentar una vida útil de 15 a 30 años, de acuerdo a sus cuidados. 

Otros pisos no presentan estas ventajosas características y mucho menos son tan estéticos y versátiles, ya que actualmente  se pueden encontrar pisos de linóleo en una gran variedad de diseños, texturas y colores, son brillantes y tienen ese estilo contemporáneo e industrial que es muy buscado hoy en día. 

Cómo es su instalación

Es muy sencilla y gracias a sus múltiples presentaciones son adaptables casi a cualquier tipo de espacio. Son muy combinables a parte de ser resistentes, flexibles y con el que obtendrás una buena pisada. Es de fácil limpieza y mantenimiento. 

Por qué usarlo 

Los Pisos de linóleo tienen una alta durabilidad. Solo hay que comparar su uso en lugares de alto tráfico como en hospitales, centros comerciales o centros educativos para darse cuenta que son muy resistentes. Además, puedes encontrar en el mercado suelos de este tipo que imitan el acabado en madera, metal, hormigón o piedras naturales. Esto significa que no hay limitaciones cuando se trata de escoger el piso de linóleo que mejor se adapte a tus exigencias. 

Su fácil mantenimiento, como lo habíamos dicho anteriormente, hace que sean una opción que es resistente a las manchas, al agua y además al fuego y a la concentración de bacterias. 

A pesar de ser un suelo impermeable, llega a absorber la humedad por lo que no lo verás instalados en baños. Esto se debe a su condición de expansión y contracción. Asimismo, no es recomendable que sea instalado sobre suelos de hormigón, por estas mismas características, ya que podría llegar a deformarse. 

Es un piso muy resistente, pero se muestra un poco delicado ante las rayaduras. Quizás se trate de su punto débil, por lo que es más conveniente colocarlo en espacios donde no será sometido  a mucha carga de muebles. 

En resumen, son diversas las opciones que tienes en cuanto a los modelos y diseños de este tipo de piso y puedes decantarte por este para hacer las reformas necesarias en tu hogar, de acuerdo a las recomendaciones que hemos mencionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *